Lunes 27 de Junio de  2022 // 12:31 hs
REINA ISABEL I

Esta es la razón por la que el maquillaje de Isabel I la envenenó hasta matarla

En el siguiente artículo te contamos cómo estaba compuesto el maquillaje que usaba la monarca.

Reina Isabel I.Fuente: Pinterest
Escrito en REALEZA el

La Reina Isabel I de Inglaterra, a menudo referida como la Reina Virgen, Gloriana o la Buena Reina Bess, fue reina de Inglaterra e Irlanda desde el 17 de noviembre de 1558 hasta el día de su muerte. Isabel fue la quinta y última monarca de la dinastía Tudor. Isabel era hija de Enrique VIII y Ana Bolena, su segunda esposa, que fue ejecutada dos años y medio después del nacimiento de Isabel.

La Reina Isabel I es recordada por muchos como la monarca que llevaba su rostro complemente pintado de color blanco, es por ello que muchos historiadores aseguran que la monarca falleció porque aquel maquillaje estaba compuesto por productos venenosos y tóxicos, y eso causó la muerte de la Reina.

En aquel entonces las mujeres se maquillaban el rostro de blanco ya que aquel color simbolizaba la juventud y la fertilidad. También era una señal de que pertenecías a la clase alta y eso te brindaba estatus. Pero la Reina Isabel I no se maquillaba la piel por este motivo, sino que lo hacía porque enfermó de viruela y su piel quedó muy maltratada por las marcas que dejaron las erupciones en su piel. Es por ello que la monarca recurrió al maquillaje blanc de ceruse de Venise para cubrir su rostro.

Reina Isabel I de Inglaterra. Fuente: Pinterest

El maquillaje mencionado estaba compuesto por carbonato de plomo tratado con vinagre, al cual se le añadía clara de huevo para que se pudiera adherir a la piel. En ocasiones también llevaba trazas de arsénico. La Reina Isabel I también usaba una sombra de ojos de kohol. El kohol era un polvo de galena triturada que contenía sales de plomo. Mientras tanto, para darle color a sus labios y a sus mejillas, la monarca se aplicaba productos color carmín que contenían mercurio.

Reina Isabel I de Inglaterra. Fuente: Pinterest

La salud de la Reina Isabel I se fue debilitando con el correr de los años e incluso no podía permanecer de pie, por lo que estaba todo el tiempo acostada. La Reina murió el 24 de marzo de 1603, y se dice que falleció “ligeramente como un cordero, fácilmente como una manzana madura del árbol”. Isabel fue enterrada sin habérsele practicado la autopsia, por lo que la causa de su muerte sigue siendo desconocida. Generalmente se atribuye a un envenenamiento de la sangre, posiblemente causado por el maquillaje blanco.