Sábado 19 de Noviembre de  2022 // 09:15 hs
STREAMING

Álvaro Morte confesó cómo era su vida antes de “La Casa de Papel”

El actor declaró "Yo ya tenía éxito antes de ser el profesor".

Álvaro Morte confesó cómo era su vida antes de “La Casa de Papel”.Fuente: Instagram @alvaromorte
Escrito en STREAMING el

Álvaro Morte en una entrevista a un medio español habló sobre su presente y también su pasado actoral. Además habló de su vida personal y de cómo es su relación con sus 11 millones de seguidores en instagram. Es un actor que disfruta de su profesión y destaca la suerte de dedicarse a lo que le apasiona.

El actor agradeció la oportunidad de personificar al profesor en La Casa de Papel, serie que se convirtió en una de las más vistas en la plataforma de Netflix. Al respecto, Morte expresó: “A mí el profesor me ha dado tantas cosas buenas... Hay mucha gente que me ha conocido gracias al profesor. Me ha abierto puertas, me ha generado cosas muy bonitas.”  “ Para mí es un orgullo, es un personaje que va a estar siempre conmigo, el resto de mi vida”.

Álvaro es un apasionado del cine. Fuente: Instagram @alvaromorte

Vale recordar cómo era la vida de Álvaro Morte antes del éxito de la serie La Casa de Papel. Comenzó sus estudios de Telecomunicaciones que abandonó y se dedicó a estudiar  Arte Dramático en Córdoba y en Finlandia en la Universidad de Tempere. Antes de lograr la fama, el actor fundó una compañía con su pareja Blanca Clemente y empezó a dirigir teatro.

Álvaro Morte apareció en series como “Hospital Central”; “Policías, en el corazón de la calle”; “Planta 25”, “Bon día, bonica”, entre otros. Luego llegaría el éxito de la mano de La Casa de Papel. Sin embargo, realizó otros trabajos ya que muchas veces no salían papeles en la actuación. Confesó haber sido camarero y también haber grabado vídeos para bodas.

Objetos, la película en la que es protagonista. Fuente: Instagram @alvaromorte

A Álvaro le apasiona el cine y este año protagonizó la película Objetos junto con la China Suárez. El filme está dirigido por  Jorge Dorado y Natxo López, a cargo del guión. Es una historia que atrapa desde el principio al fin de la película.